Vistas de Almagro

Consejos para disfrutar de Almagro en verano

Como decía la canción, el verano ya llegó, los mosquitos y el calor. Pero no os preocupéis, para poder disfrutar de Almagro y no perecer bajo el inmisericorde sol de La Mancha no es necesario transformarse en un tuareg, solo seguir estos útiles consejos y aplicar el sentido común, tan escaso, eso sí, en estos tiempos que corren.

Dos destinos al aire libre

En primer lugar, seáis o no creyentes, haced caso al refrán “a quién madruga dios ayuda”, y aprovechad la mañana para visitar lugares al aire libre. Os proponemos dos destinos a tiro de piedra de Almagro y que no os podéis perder si no queréis volver, en esta vida o en la otra, como los peregrinos a San Andrés de Teixidó. Ambos están relacionados con la Orden de Calatrava y, por tanto, con Almagro.

El primer lugar se trata de Calatrava la Vieja, la ciudad musulmana fundada en el siglo IX donde nació esta institución. Se encuentra a escasos 25 km, en la cercana localidad de Carrión de Calatrava y abre sus puertas cada fin de semana a las 9:00 de mañana, así que ya sabéis, levantaos para maitines emulando a las frailes de la Orden y compartid como ellos el disfrute de estas piedras con el frescor y la soledad de la mañana. (Ver más información sobre el yacimiento de Calatrava la Vieja)

Calatrava La Vieja al atardecer

El otro destino es el imponente Castillo de Calatrava la Nueva, en la localidad de Aldea del Rey, una de las fortalezas más impresionante y mejor conservada de la España altomedieval.

Si os veis con fuerzas o el juicio os abandona por momentos, probad a dejar el coche en la base del cerro y ascended hasta la cima siguiendo el camino original que Felipe II mandó construir con motivo de su visita en la Semana Santa del año 1560. Se trata de una vía empedrada que siguiendo una espiral os conducirá hasta la cima y de paso os hará comprender, entre otras cosas, por qué los dignatarios de la Orden prefirieron Almagro como lugar de residencia en detrimento de esta fortaleza.

En su interior podréis disfrutar de un escenario de película, unas vistas impresionantes y, si el calor os sorprende, refugiaros en su iglesia, donde no solo agradeceréis su temperatura, sino su espléndido rosetón construido en la época de los Reyes Católicos. (Ver más información sobre el Castillo de Calatrava La Nueva)

Aérea de Calatrava La Nueva

Cuando el calor comience a apretar es hora de abandonar los lugares al aire libre y refugiarse en interiores…

Qué visitar en Almagro en verano

Si el aire se vuelve irrespirable y veis temblar el horizonte como si hirviera, son signos inequívocos de que os habéis excedido y estáis cerca del infierno manchego, 40 grados a la sombra y hasta 55 al sol, el que avisa no es traidor. Es hora de abandonar los lugares al aire libre y refugiarse en interiores.
Volved a Almagro y aprovechad para visitar los espacios cerrados y cercanos a la Plaza Mayor, la Iglesia de San Agustín, el Museo del Encaje, el Museo del Teatro y el Corral de Comedias.

Tiempo para un aperitivo…

No olvidéis entre tanta visita cultural hacer un paréntesis y dedicarle tiempo a esa estupenda costumbre de tomar un aperitivo, vuestra garganta, estómago y pies os lo agradecerán.
Si estáis suficientemente acostumbrados al calor o sois de Bilbao buscad una terraza a la sombra, si no, hay locales climatizados que os parecerán la antesala al Paraíso.

Hora de comer

Después del ejercicio mañanero y el preludio del aperitivo, llega el momento, sagrado para algunos, de comer, y por fortuna en Almagro se come muy bien. En nuestra página tenéis recomendaciones variadas para tal fin pero también podéis optar por cocinar en nuestro bien pertrechado apartamento bajo la clemente influencia del aire acondicionado, que para eso está. En cualquier caso, como es un tema muy personal pasamos a la siguiente recomendación…

Tres alternativas durante la tarde…

Hay ciertas horas en esta comarca del Campo de Calatrava en que su origen volcánico se hace más patente y las calles se confunden con la lava que otrora moldeara estos lugares. No recomendamos a nadie, incluso siendo de Bilbao, que se atreva a experimentar este escenario de apocalipsis nuclear.

En estos momentos solo existen tres alternativas, la siesta, de esas que llaman de “pijama y orinal”, en una habitación fresquita y oscura; una buena película de nuestra bien surtida videoteca o un refrescante baño en la piscina municipal que apenas dista unos 500 m. del apartamento y para lo cual hemos dispuesto mochilas y toallas que faciliten la actividad.

Piscina Municipal de Almagro

Visita nocturna a Las Tablas de Daimiel

Cuando la suela de los zapatos no se deshaga al contacto con el pavimento, es el momento de aventurarse nuevamente en el exterior y retomar la actividad.

Si os quedan ganas de aventuras os proponemos un plan, especialmente pensado para los más pequeños, consistente en una visita nocturna a Las Tablas.

Podéis empezar visitando el Molino de Molimocho, a la entrada del Parque, y el Centro de Interpretación para dejar que se disipen los últimos restos de calor. A continuación tomad el itinerario de la Isla del Pan y ascended hasta su observatorio para disfrutar con una de esas puestas de sol que recuerdan a sus homónimas africanas en la sabana. Allí mismo, gracias a los bancos de madera que hay dispuestos, podéis tomar un tentempié y hacer tiempo hasta que la oscuridad transforme el ambiente. Es un buen momento y lugar para la observación de las aves que se dirigen a alimentarse en los campos cercanos con la ayuda de los prismáticos y la guía que os facilitamos con el kit de senderismo.

Nocturna Tablas Daimiel

También es un sitio ideal para la observación astronómica dada la escasa contaminación lumínica.

Cuando vuestra vista se acostumbre a la oscuridad, si hay luna que os ilumine, o con las linternas que os ofrecemos si la noche es más cerrada, podemos internarnos en el bosque de tarayes que rodea la Isla del Pan y volver al Centro por el itinerario paralelo al que hicimos de ida.

En la oscuridad, la merma del sentido de la vista potencia sobretodo el oído, y en menor medida el olfato, así que aguzad ambos y disfrutad de los sonidos y olores de la naturaleza. A esta hora la mayor parte de los animales se sacuden la modorra de las horas de calor y salen a buscar alimento, por lo que resulta muy fácil percibir su presencia si se sabe mantener el silencio.

Nocturna Tablas Daimiel

El mayor inconveniente de esta aventura por la naturaleza son los mosquitos hipervitaminados que pueblan estos lugares, no escatiméis en repelentes de eficacia probada, tipo Aután. La citronela y similares estos mosquitos los usan de desodorante 😉

Pasear por Almagro

Tras esta original manera de visitar el Parque de Las Tablas toca volver a Almagro.

Si la fuerza os acompaña es el momento de patear sus calles amparados por la oscuridad y frescor de la noche y si no os sentís como un Jedi, simplemente relajaros en las terrazas de la Plaza Mayor y disfrutad de la vista y el ambiente de la misma como si fuerais Han Solo.

Unos consejos básicos…

Por último, antes de despedir este post recordaros las precauciones básicas en cualquier clima de calor extremo, protección solar acorde a la naturaleza de cada persona, sombrero de ala ancha para cubrir la cabeza (mejor que las gorras que no protegen la nuca), calzado adecuado (olvidaros los tacones de aguja y las chanclas), una buena provisión de agua y por supuesto el manido, consabido y siempre infravalorado sentido común.

Un saludo y disfrutad de vuestras merecidas vacaciones en Almagro


29 julio, 2019  -  Temas relacionados: Consejos, Sobre Almagro  -  Etiquetado: , , ,


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies